Tratamiento de Bruxismo en Madrid

Tratamiento de Bruxismo en Madrid

Tal vez te duele la cara, la cabeza o el cuello cuando te despiertas. Puede que te esté costando abrir la boca completamente, que oigas algún chasquido al masticar o bostezar. Y si te dicen que rechinas los dientes mientras duermes y notas sobrecarga en los músculos faciales, podrías necesitar un Tratamiento de Bruxismo.

Inicio

¿Qué es el Bruxismo?

El bruxismo es el hábito inconsciente de apretar o rechinar los dientes que puede provocar molestias en distintas partes, como cabeza, ATM (articulación temporomandibular), cara, oído, dientes y cuello.

¿Qué lo produce?

Su origen es multifactorial, puede deberse a:

  • Alineación incorrecta de los dientes
  • Alteraciones del sistema nervioso central
  • Trastornos del sueño
  • Factores genéticos
  • Estrés
  • Ansiedad

Normalmente, es tu pareja o algún familiar quien te pone en alerta, al escuchar los sonidos nocturnos de rechinamiento de dientes.

También nosotros, los odontólogos, podemos advertirlo en una revisión rutinaria, al descubrir un desgaste excesivo en tus piezas dentales.

  • Dolores musculares en cara, cabeza y cuello.
  • Dolor de oído
  • Tinitus o acúfenos: sonidos en los oídos
  • Dolores cervicales
  • Insomnio
  • Lesiones en la encía

Síntomas del Bruxismo

  • Desgaste excesivo de los dientes
  • Fractura de piezas dentales
  • Aumento de la sensibilidad dental al frío y/o calor
  • Chasquidos en la mandíbula al masticar o bostezar
  • Sobrecarga al masticar.

Tratamiento de Bruxismo

Desgraciadamente, el bruxismo, al ser una alteración del sistema nervioso central, no tiene cura.

Es una patología que se comporta de manera distinta en cada individuo.

Por lo tanto, el tratamiento debe ser siempre personalizado, para mejorar los síntomas que en cada caso puedas padecer.

Lo que sí podemos conseguir es una adaptabilidad para que no tengas dolores, ni molestias dentales.

¿Qué incluye el tratamiento de Bruxismo en Madrid?

Según tu caso particular, el tratamiento puede incluir:

  • Restauraciones dentales: si tienes sensibilidades o excesivo desgaste de dientes.
  • Reposición de piezas ausentes: para conseguir un equilibrio y una correcta oclusión.
  • Tratamiento con ortodoncia: si tu alineamiento dental no es el adecuado
  • Tratamiento periodontal: si tu encía está afectada
  • Tratamiento de fisioterapia: si tienes dolores musculares
  • Férula de descarga: si aprietas o rechinas por la noche, para proteger tus dientes
  • Bótox: en casos de bruxismo muy exacerbado en los que otros tratamientos no funcionan
  • Ejercicios mandibulares: para activar y relajar una serie de músculos que pueden estar sobrecargados.